Oncología

Los cánceres, causados por un fallo en el funcionamiento de algunas células del organismo, son un auténtico problema para la salud pública.

Con Ipsen podrá acceder a una información avanzada sobre el cáncer de próstata y vejiga, así como sobre los tumores neuroendocrinos.

Cáncer de prostata

El cáncer de próstata es el tipo de cáncer más frecuente en el varón de más de 50 años y constituye la segunda causa de muerte por cáncer después del de pulmón, con aproximadamente 899.000 nuevos casos al año en el mundo.
Es una enfermedad heterogénea que puede manifestarse con un amplio espectro de agresividad, desde indolente a rápidamente progresiva. Antes de la introducción del cribado con PSA en los años 90, muchos hombres presentaban una forma de la enfermedad avanzada, a menudo metastásica. El test con PSA facilitó la detección de cáncer de próstata en estadios muy precoces.

Cáncer de vejiga

El cáncer de vejiga es el cáncer que se forma en los tejidos de la vejiga (el órgano que almacena orina). La mayoría de los cánceres de vejiga son carcinomas de células transicionales (cáncer que empieza en células que normalmente forman el recubrimiento interno de la vejiga). Otros tipos incluyen el carcinoma de células escamosas (cáncer que empieza en células delgadas y planas) y el adenocarcinoma (cáncer que empieza en las células que elaboran y liberan moco y otros líquidos). Las células que forman el carcinoma de células escamosas y el adenocarcinoma se desarrollan en el recubrimiento interno de la vejiga como resultado de irritación crónica e inflamación.

Tumores neuroendocrinos

Los tumores neuroendocrinos (TNE) suelen presentarse más frecuentemente en la región gastrointestinal. A veces no presentan síntomas y pueden producir una cantidad elevada y anómala de hormonas que modifican el funcionamiento del organismo y pueden provocar problemas digestivos, pérdida de peso y rubor o sensación transitoria de calor (enrojecimiento cutáneo y sofocos).